Destinos

Costas del Río de la Plata

Barranca de arena sobre la playa. en lo alto de la barranca se observan árboles. al fondo, se ve el resplandor del sol cayendo sobre el río

 

Uruguay es un país mundialmente reconocido por sus playas. Cada año, turistas de todo el planeta llegan – sobre todo en la temporada de verano – para disfrutar de Punta del Este, Rocha, Canelones e, incluso, Montevideo. Pero algo más escondidas, existe un grupo de pequeños balnearios situados al oeste de la capital uruguaya. Playas distribuidas en unos 180 km (112 millas) de costa sobre el Río de la Plata, con arenas finas y blancas, zonas de bosques y barrancos que llegan casi hasta el agua. Un área en la que prima la paz y el contacto con la naturaleza. Un destino ideal para quien busque tranquilidad y vida en familia. Descubre las playas sobre el Río de la Plata de los departamentos de San José y Colonia.

 

Balneario Santa Ana – Colonia

A 20 km (12 millas) al este de la ciudad de Colonia del Sacramento, se encuentra Balneario Santa Ana. Se trata de una pequeña localidad cuya población estable apenas supera los 250 habitantes. Un punto elegido con frecuencia por turistas argentinos que cruzan desde Buenos Aires durante todo el año a descansar.

Santa Ana se disfruta por su playa amplia, de arenas blancas. Pero también por una de sus características más salientes: el extenso bosque que llega casi hasta la costa y que fue plantado a mediados del Siglo XX. Un gran espacio verde en el que aparecen miles de ejemplares de especies autóctonas y exóticas. Sentarse a la sombra de estos árboles cuando el calor del verano es más fuerte es imperdible.

 

Santa Ana es un balneario muy pequeño, de apenas unos dos kilómetros de costa sobre el Río de la Plata. Sin embargo, es un lugar al que no le faltan alternativas gastronómicas y de esparcimiento. Además, la cercanía con la capital departamental (solo 20 minutos en auto), permite tener una gran oferta de propuestas asociadas.

El cómico y comunicador argentino Luis Landriscina, reside en este balneario desde hace más de una década. Él ha descrito a Santa Ana como una “sucursal del paraíso”. “Es un lugar para venir y conocer y el que conoce, vuelve”, ha dicho.

 

Playa Fomento – Colonia

 

Avanzando hacia el Este, apenas 40 km (25 millas) más adelante, se llega a Playa Fomento. Este es un balneario aún más pequeño que Santa Ana, pero con algunas peculiaridades que lo hacen especialmente atractivo.

Al igual que la mayor parte de la costa de Colonia, en este lugar las playas son anchas. Eso permite disfrutar no solo del agua, sino del descanso cómodo. Aquí no se producen aglomeraciones de turistas porque cada uno que llega tiene un amplio espacio esperándolo. Pero, además, como la arena es dura y firme, es habitual ver grupos de jóvenes (y no tanto) practicando deportes.

Los jóvenes, precisamente, disfrutan en especial de la actividad nocturna que ofrece Playa Fomento. Café del Bosque es una discoteca a la que llegan personas de toda la zona para pasar una noche divertida. Frecuentemente, sobre todo en verano, se ofrecen conciertos de importantes músicos y bandas de Uruguay y Argentina. Entre otros, han pasado por aquí, La Vela Puerca, La Berisso o La Trampa, entre otros.

 

Playa Fomento es un destino ideal para quienes quieran pasar unos días de absoluta tranquilidad, en un entorno natural encantador.  Una experiencia que si se comparte en familia es aún más disfrutable.

 

Bocas del Cufré – San José

Ya en el departamento de San José, aunque muy cerca del límite con Colonia, nos encontramos con un balneario situado en el punto exacto donde el arroyo Cufré desemboca en el Río de la Plata: Bocas del Cufré.

 

Es precisamente esa característica, ser una localidad que mira tanto al arroyo como al río, la que la hace especial. Quienes buscan playas, disfrutarán del encanto del Río de la Plata y las amplias y blancas arenas de la costa. Esta es una Playa Natural de Gestión Ambiental Certificada por el Ministerio de Turismo, un sello que asegura a los visitantes una excelente calidad de agua, suelos y aire, una adecuada gestión de residuos, la presencia de los servicios necesarios y una buena planificación de elementos de prevención que garanticen la seguridad de los turistas.

Y para los que son un poco más aventureros, verán colmadas sus expectativas navegando el arroyo aguas arriba. Podrán hacerlo en botes, canoas y pequeñas embarcaciones, o explorando a pie los montes nativos que llegan hasta el agua.

 

Este es, además, un balneario de fuerte tradición pesquera. En distintos momentos del año, aquí se desarrollan competencias de pesca. Los aficionados tienen un sitio singular donde practicar esta actividad: una larga escollera recostada al arroyo donde observar los atardeceres es un regalo adicional.

Kiyú – San José 

Una alta pared de arcilla y arena poblada de vegetación se extiende por la costa, dándole a la playa un carácter único. Se trata de las Barrancas de San Gregorio, una formación geológica que en algunos tramos supera los 50 metros (164 pies) de altura sobre la que se sitúa Kiyú, uno de los balnearios más importantes del departamento de San José.

Foto: Agustín Ackerman

 

Precisamente, por esa característica, aquí es habitual la práctica del parapente y del ala delta. Muchos aprovechan las alturas de esas barrancas para impulsarse al vuelo.

“Kiyú” es una palabra de origen guaraní que significa “grillo”. Fueron esas poblaciones indígenas las que habitaron esta zona. Por eso es muy frecuente encontrar en el área restos arqueológicos que atestiguan ese pasado. Recorriendo las playas y bosques cercanos, no es extraño encontrarse con fragmentos de cerámicas, puntas de flecha u otras herramientas. Muchos de esos elementos han sido descubiertos por los pobladores actuales que suelen mostrarlos con orgullo a los visitantes.

Solo 60 km (37) millas separan a Kiyú de la capital uruguaya. Por esa razón este balneario también es una buena alternativa para quien está en Montevideo por algunos días. Descubrirá una playa con algunos encantos muy particulares.

No te puedes perder

 


DURACIÓN SUGERIDA PARA EL SIGUIENTE RECORRIDO: 2 días


 

 

Riachuelo

A apenas 12 km (7,5 millas) de la ciudad de Colonia del Sacramento, antes de llegar a Santa Ana, está Riachuelo. El diario La Nación de Argentina lo describió como un “arroyo y una playa desierta” que “atraen a navegantes en busca del atardecer perfecto”.

 

El lugar, es el sitio ideal para los navegantes que busquen un sitio tranquilo y amigable. “Aquel que entra navegando y recorre el arroyo Riachuelo por primera vez tiene la sensación de ser el primero. Todo está virgen a lo largo de estos cinco kilómetros zigzagueantes de río, repleto de árboles sobre ambas márgenes, que al caer la tarde regalan unos preciados espacios de sombra. Sin embargo, a poco de andar empiezan a aparecer los veleros, amarrados a algún tronco o suspendidos, fondeados, en medio del arroyo”, dice La Nación. Quienes lleguen a bordo de ununa embarcación tienen a disposición todos los servicios que se requieren. Por ejemplo, agua potable, electricidad, muelle para carga y descarga, etc.

Para quienes accedan a la localidad de Riachuelo por Ruta 1, actividades que pueden realizarse son muy diversas. Existe un campo de golf de 9 hoyos, zona de camping, canchas de paddle y squash. También se puede disfrutar de su playa casi desierta sobre el Río de la Plata, a la que se accede desde el arroyo, en barco o en bote. Sin embargo, en este lugar, el mayor atractivo es visitar las canteras en verano. Una serie de lagunas profundas – algunas, de gran tamaño – que se formaron como consecuencia de excavaciones que existen en la zona. En ellas se puede nadar, tirarse en clavado desde las rocas o hasta hacer buceo.

Duración del recorrido: 6 horas

Nueva Helvecia

Si un día prefieres alejarte un poco de la playa puedes internarte algunos kilómetros en el interior del país. A solo 15 minutos en auto desde Playa Fomento llegarás a Nueva Helvecia.

Conocida también como Colonia Suiza, Nueva Helvecia es una localidad de algo más de 10.000 habitantes. La mayoría de ellos tiene antepasados suizos, de donde llegaron los inmigrantes que la fundaron en el año 1862.

Son muy divertidas las fiestas que se llevan a cabo para celebrar ese origen suizo. No es extraño encontrarse casi en cualquier momento del año un festival en el que se organicen danzas típicas. Y en los bares, podrás tomarte una cerveza en jarro, tal como si lo hicieras en un cantón suizo.

El portal que da la bienvenida a la ciudad, el reloj de flores de la Plaza de los Fundadores, y el Parque Municipal José Pedro Varela, son algunos de los sitios que hay que ver. Aunque aquí también lo que se disfruta mucho es de degustar. Y es que esta es una ciudad ubicada en medio de una zona de producción láctea que mantiene con orgullo su origen suizo. Sus quesos, por tanto, son uno de los grandes atractivos que el visitante no puede dejar de probar.

Duración del recorrido: 1 día

 

Centro Ecuestre Macondo     

Cabalgar por la reserva natural de Playa Penino, explorar el entorno y observar las aves que habitan en la zona. Estas son algunas de las propuestas que ofrece el Centro Ecuestre Macondo.

Para subirse a los caballos no hay que tener experiencia previa. Cualquiera puede hacerlo. Todos están invitados a vivir de una jornada de contacto cercano con la naturaleza.

Ubicado casi en el límite con el departamento de Montevideo, este en paseo que en familia se disfruta mucho más.

Duración del recorrido: 3 horas

 

 


 

Foto de portada: Kiyú Natural

 

 

Te Puede Interesar

0 comentarios

Dejar un Comentario

3 × 1 =