Destinos

De Colonia al origen del Río de la Plata

El departamento de Colonia tiene una gran cantidad de atractivos para conocer. Muchos de ellos están en las múltiples ciudades y pueblos desperdigados en su territorio. Algunos, pese a tener solo unos cientos de habitantes, son muy pintorescos y tienen características propias muy asociadas a su historia o a su contexto geográfico que las hacen imperdibles, si estás en esa zona del país.

Desde la ciudad de Colonia del Sacramento hasta Punta Gorda, el lugar exacto donde nace el Río de la Plata, hay varios puntos en los que vale la pena detenerse. Una recorrida que podrás hacer en un fin de semana.

 

Conchillas

En los últimos años, Conchillas se ha hecho conocida por ser el lugar donde se instaló en 2014 una de las plantas de producción de celulosa para papel más grandes del mundo.

Pero esta localidad declarada en 2013 “Pueblo Turístico” por el Ministerio de Turismo, hace mucho que es un punto destacado de la costa coloniense. Su origen se remonta a 1887 cuando llegó la empresa inglesa C. H. Walker y Cía. para explotar los médanos de la zona. La arena que se extraía se utilizaba en la construcción del puerto de Buenos Aires. Por esta razón, muchos inmigrantes ingleses llegaron hasta aquí. Es precisamente ese origen inglés el que lo hace un lugar tan particular.

Recorriendo sus calles se ven aún los edificios levantados entonces, que hoy son Patrimonio Histórico del Uruguay. Construidas en piedra, cal y barro, con su paredes amarillas de un metro de espesor y techos rojos a dos aguas de zinc, las casas de los primeros pobladores son su principal atractivo patrimonial. También el viejo Hotel Conchillas, inaugurado en 1911. O la Casa Evans, construida en esa época, que fue un gran almacén de ramos generales. Hoy funciona allí un restaurante donde pueden degustarse platos tradicionales.

Aquí las costumbres inglesas se mantienen. Entre ellas, el té. Desde hace años se desarrolla el evento “En Conchillas el té se toma así”, donde los vecinos comparten su pasión por esta infusión.

El puerto de Conchillas, ubicado a 5 km (3 millas), también merece ser visitado. En verano, se puede aprovechar la playa de arenas finas y blancas situadas en el lugar. Y durante todo el año, las hermosas puestas de sol sobre el Río de la Plata.

Duración del recorrido: 6 horas

Carmelo

Carmelo siente el orgullo de ser la única ciudad en todo el país que fue fundada por José Artigas, prócer de la patria. A comienzos del siglo XIX un puñado de vecinos de una pequeña localidad ubicada sobre el arroyo Las Víboras solicitó autorización al Gral. Artigas para reubicarse cerca de la desembocadura del arroyo Las Vacas en el Río de la Plata. Así fue como en 1816 se fundó Carmelo.

El puente giratorio, instalado en 1912, es el principal atractivo y la foto obligada para cada visitante que llega hasta aquí. Pese a su antigüedad, sigue funcionando hoy como entonces,  dejando pasar embarcaciones. Para activar el sistema que lo mueve es necesaria la tracción humana, un mecanismo que lo hace único en Sudamérica.

En la propia ciudad, no te pierdas el atracadero de yates, en el puerto del que también salen ferrys hacia la localidad argentina de Tigre. Y si llegas en verano, las playas sobre el arroyo de las vacas también son muy recomendables.

El entorno de Carmelo

La ubicación de Carmelo, enclavada en un entorno natural inigualable y muy cerca de la ciudad de Buenos Aires, lo hace un destino muy apreciado por visitantes argentinos que llegan a este destino durante todo el año. Muchos, incluso, han comprado propiedades en la ciudad o en sus alrededores. En especial, sobre las costas del Río de la Plata, casi donde deja paso al Río Uruguay.

Por esta misma razón, también se han instalado numerosos emprendimientos turísticos. Por ejemplo, hoteles boutiques y complejos de cadenas internacionales se combinan con bodegas, viñedos, chacras turísticas, restaurantes, clubes de golf y de polo formando parte de una amplia y muy destacada oferta que sorprende en esta zona del país.

No dejes de visitar, además, la Calera de las Huérfanas. Se trata de una de las estancias que los jesuitas instalaron hacia 1741, donde se mantienen en pié algunas de sus principales edificaciones. En especial, su iglesia que hoy puede ser recorrida.

Duración del recorrido: 1 a 2 días

Punta Gorda

En el último destino de este recorrido, llegamos al lugar exacto donde nace el Río de la Plata y termina el Río Uruguay. A muy poca distancia de la desembocadura del caudaloso Río Paraná. Se trata de Punta Gorda, una barranca sobre el río rodeado de un paisaje encantador.

Hasta aquí llegó en 1833 el científico y naturalista inglés Charles Darwin, como parte del viaje que hizo a Uruguay en aquel año. Darwin estuvo en esta zona varios meses durante los cuales descubrió numerosos restos de mamíferos prehistóricos, además de otros hallazgos. Hoy se recuerda aquella visita en el lugar exacto donde trabajó, al que se le denomina, precisamente, Rincón de Darwin.

En la cima de esa barranca, con una vista excepcional al río, existe desde hace años un Hotel y Parador que ha sido reacondicionado recientemente. Un lugar perfecto para observar la caída del sol.

Duración de la recorrida: 6 horas

 

Si te queda tiempo: Parque Anchorena

En el libro “Tu Patrimonio” (2012) de BMR, se afirma que este parque, ubicado sobre los márgenes del Río de la Plata y San Juan “bien vale la pena ser visitado por su valor arquitectónico e histórico y su rica diversidad como arboreto”. “Su creador fue el argentino Aarón de Anchorena quien, a fines de 1907, llegó a estas tierras volando un globo aerostático”.

“El joven aventurero se enamoró del lugar y convenció a su madre que le adelantara parte de la herencia. Así fue como compró esa estratégica porción de tierra que había pertenecido a la compañía inglesa The River Plate Company Ltd. y se dispuso a diseñar el hermosísimo parque que hoy lleva su nombre”.

“Se estima que la construcción de la residencia se dio alrededor de 1911. El Palacio Anchorena, como se le llamaba entonces, es una edificación que combina, eclécticamente, los estilos Tudor y Normando. (…) El gran parque de estilo inglés, es una composición de 250 especies de hojas caducas y perennes, que lo convierte en el segundo arboreto del país después del Arboretum Lussich. Cuenta con un lago artificial y la presencia de ciervos Axis, originarios de la India”. “Anchorena introdujo también muchas especies animales y vegetales. Aparte de estos ciervos que se adaptaron fácilmente al suelo uruguayo, trajo por primera vez el chancho jabalí, canguros, búfalos y faisanes”.

“Construyó también una torre de piedra de 75 metros de altura. Quien la visita puede disfrutar una vista privilegiada de los alrededores y de Buenos Aires, a 55 quilómetros de distancia”.

Para visitarlo debe hacerse una reserva previa a través de su sitio web.

Duración de la recorrida: 4 horas

 

más para descubrir

 

Si estás en esta zona del país, no puedes dejar de recorrer el casco histórico de la ciudad de Colonia del Sacramento, declarado Patrimonio Histórico por la Unesco. Antes de hacerlo, repasa la nota que publicamos con algunas recomendaciones imperdibles. Además, puedes visitar algunos de los balnearios ubicados al este de la ciudad. Descubre el encanto de las costas del Río de la Plata, en otro de nuestros artículos.

 


Foto: Andrés Bentancourt

Te Puede Interesar

0 comentarios

Dejar un Comentario

dieciseis + doce =