Cultura y Estilo

Noche de la Nostalgia: la fiesta que convoca a más de 600.000 uruguayos

Bola de espejos

“Nostalgiar” no es un verbo que reconozca el diccionario de la Real Academia Española. Sin embargo, en Uruguay, “nostalgiar” es una expresión arraigada que cada 24 de agosto se convierte en sinónimo de fiesta.

La Noche de la Nostalgia es, definitivamente, la noche del año en que más uruguayos salen a bailar. Por paradójico que suene, en Uruguay, la nostalgia se celebra. Pero, ¿a qué refiere esa “nostalgia”? Normalmente, a la música que cada uno escuchaba en su juventud. Y aunque, por tanto, es casi una experiencia individual, se comparte masivamente. Miles de personas concurren a fiestas privadas o boliches que tienen una sola consigna: divertirse con amigos, recordando aquellas canciones que están grabadas en la memoria.

El origen

En 1978, Pablo Lecueder tenía 21 años y conducía “Old Hits”, por Radiomundo. El programa estaba dedicado a canciones que habían sido éxito a fines de los ’60 y comienzos de los ’70. The Beatles eran los protagonistas. Pero también The Rolling Stones, Gloria Gaynor, Queen, y hasta Elvis Presley. La propuesta tenía muy buena aceptación de público. Así que ese año decidió organizar, por primera vez, una fiesta a la que llamó “Noche de la Nostalgia”. La idea era que solo se pasara “música vieja”.

No resultó fácil elegir qué noche se realizaría aquel evento. Según ha contado el propio Lecueder, ninguna discoteca estaba dispuesta a arriesgarse un fin de semana a organizar una fiesta en la que no se escuchara la música que sonaba entonces. Así que resolvió buscar un día feriado no laborable, a mitad de la semana, para realizar aquel baile. La fecha elegida fue el 24 de agosto, la noche previa al feriado por la Declaratoria de la Independencia de 1825. La idea, como lo prueba la historia, fue un éxito.

 

Con el tiempo, Lecueder se convirtió en uno de los más importantes empresarios de la comunicación en Uruguay, y un referente cada vez que una gran estrella internacional llega a Uruguay. Cuatro décadas después de su creación, “La Noche de la Nostalgia” es un acontecimiento instalado en el calendario de los uruguayos. Semanas antes, casi todas las radios se suman al fenómeno, empezando a generar el clima que tendrá su auge al llegar el 24 de agosto.

El fenómeno es tal que el Parlamento uruguayo aprobó en 2004 una ley que declara esa noche como “La Noche de la Nostalgia”. Además, encarga al Ministerio de Turismo la promoción de este evento, incluso fuera del país.

Las fiestas

Todo este movimiento nació en Zum Zum, una discoteca ubicada frente al Puerto del Buceo, en la rambla de Montevideo. Ese lugar está ocupado actualmente por Océano FM, la emisora que es propiedad de Lecueder y que organiza el evento más importante, que sigue considerándose como original.

Pero la fiesta, sin embargo, se produce en cada ciudad y localidad del país. Más de 600.000 personas, de poco más de 3 millones de habitantes que tiene Uruguay, salen a divertirse esa noche. Se cuentan por centenares las discotecas, restaurantes, hoteles, salas de eventos y clubes que hacen su propia propuesta. En algunos casos con cena, otros con bandas o músicos en vivo, o con alojamiento cuando el lugar lo permite. También se organizan fiestas temáticas o de disfraces. Incluso, en algunos casos, se elige una década o un estilo musical en particular para celebrar.

El diario La Nación de Argentina, se refería así a lo que sucede cada 24 de agosto: “El temor al ridículo quedó a un costado y los uruguayos se disfrazaron con pelucas de colores, unos se vistieron como John Travolta en aquella Fiebre de Sábado a la Noche, algunos se animaron a recrear los personajes de Village People. La venta de cotillón volvió a ser muy intensa, las peluquerías estuvieron llenas como siempre y no daban abasto para responder a la demanda de tantas ‘chicas’ que querían sentirse una reina por una noche, las casas de disfraces se quedaron sin poder atender todas las demandas de último momento y las casas de lencería tienen los carteles de las promociones de siempre: prendas rojas y negras”.

La playlist de la Nostalgia

Para Lecueder, una canción puede considerarse un “old hit”, cuando ha cumplido una década de su estreno. Así que en estos más de 40 años que han pasado la lista de canciones posibles son casi infinitas.

Sin embargo, el estilo que sin dudas caracteriza a la “Noche de la Nostalgia”, es la música Disco. Aquel ritmo, tan difundido a mediados de los ’70 y hasta bien entrados los ’80, es el más celebrado. Canciones como “Stayin’ Alive” de Bee Gees, “Dancing Queen” de Abba o “I Will Survive” de Gloria Gaynor, levantan al público, lanzando a la pista a los pocos que aún no estaban bailando.

 

La nostalgia uruguaya

Está claro que a los uruguayos les gusta recordar sus viejas glorias. El “maracanazo” – aquel triunfo de la selección uruguaya de fútbol sobre Brasil en Río de Janeiro que le valió el título de Campeón del Mundo en 1950 – es, quizás, una de las mayores expresiones de esto. Por eso, no es extraño que en Uruguay la nostalgia se celebre. “Se dice que los uruguayos somos gente muy nostálgica, un poco tristes y aburridos. Pero con esta noche, donde salimos todos a divertirnos, creo que se demuestra lo contrario. Una vez al año se detiene el tiempo y la gente sale a celebrar”, decía Lecueder a la agencia de noticias rusa Sputnik News.

Según La Nación, los uruguayos son “orgullosos portadores de añoranzas”. “No temen viajar regularmente al pasado (…) para rescatar sus mejores recuerdos y revivirlos, como Pablo Lecueder empezó a hacer aquella noche cuando hizo del pasado una tendencia: sólo un uruguayo podría haber puesto de moda la nostalgia”.

 


Foto de portada: Ministerio de Turismo

Te Puede Interesar

0 comentarios

Dejar un Comentario

4 + siete =